Antes y después de una gasolinera en La Palma tras 25 días de lluvias de cenizas volcánicas

La gasolinera Pcan de Las Manchas, en Los Llanos de Aridane, se encuentra en estos momentos sepultada bajo la ceniza del volcán de La Palma, que ha creado auténticas dunas negras.

De los surtidores ya no queda rastro, ni de las ventanas y puertas de la cafetería y el supermercado. Lo que era un parking, ahora es un auténtico desierto volcánico.

La gasolinera, fundada en 2005 por Pedro Camacho, era un oasis en Los Llanos de Aridane. Un lugar en el que se repostaba pero también se podía tomar un café, comprar algún artículo de última hora o lavar el coche.

«Nuestro principal objetivo es satisfacer las necesidades de nuestros clientes en todos los ámbitos, para aportar un valor añadido», se describía a la gasolinera en su página web.

Por otra parte, la lava que sale del volcán ha afectado por el momento a 680,4 hectáreas y ha destruido a su paso por el territorio 1.548 edificaciones, según la última actualización de Copernicus, el programa de observación de la Unión Europea.

En concreto, esta actualización del radar corresponde a la realizada el 13 de octubre a las 06.50 horas. De este modo, las hectáreas afectadas por la erupción del volcán se ha incrementado en 24,4 en relación a las 24 horas previas.

Por su parte, las edificaciones detectadas destruidas experimentan un aumento de 90 respecto al día anterior.

source Antes y después de una gasolinera en La Palma tras 25 días de lluvias de cenizas volcánicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *