El Gobierno asegura que la renuncia de Miriam Veras Godoy responde a motivos personales y niega que estuviera en desacuerdo con el operativo para aplicar las vacunas.

La responsable del programa de vacunación universal de México, Miriam Veras Godoy, ha presentado su renuncia en plena campaña para aplicar las vacunas contra la covid-19. Las autoridades sanitarias han asegurado que la dimisión de la funcionaria responde exclusivamente a motivos personales y niega que su decisión tenga que ver con discrepancias sobre el operativo diseñado para contener la expansión de la segunda ola de coronavirus. El presidente Andrés Manuel López Obrador, a su vez, ha afirmado este lunes no tener conocimiento de la renuncia, pero ha descartado que hubiese “nada extraño”. En el país, que esta semana ha comenzado la distribución masiva de cerca de 440.000 dosis en todo el territorio, se han contabilizado desde el pasado mes de marzo más de un millón y medio de contagios y más de 140.000 fallecidos.

Veras Godoy, médica cirujana y con una experiencia de más de tres décadas en salud pública, era la directora general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia), el organismo encargado del programa de vacunación universal. “Sus razones son meramente personales”, mantuvo este domingo en una conferencia de prensa Carlos Cortés Alcalá, director de Promoción de la Salud. Su explicación se centró en la complejidad del plan para aplicar las vacunas contra la covid y en la descripción de la cadena de mando. “Es muy especial y diferente a los operativos regulares del programa de vacunación universal, en donde el único actor como tal era el CENSIA y los 32 programas de inmunización en los Estados. En este caso no, en este caso es muy diferente […]. Es un operativo federal de todo el Gobierno de México, donde están participando múltiples Secretarías de Estado bajo un esquema que se conoce más en la milicia, pero que no es exclusivo para la milicia, que es el sistema de comando de incidentes”, afirmó.

Este sistema, agregó, “agrupa a múltiples actores de diferentes Secretarías y uno no responde necesariamente al que es su jefe”. “Si a mí me dicen ‘tú vas a entrar al sistema de comando de incidentes de la vacunación’, en ese momento mi jefe directo para ese operativo deja de ser el doctor [Hugo] López-Gatell y es el comandante de ese operativo”, continuó el funcionario, quien asegura que “la doctora Veras Godoy tenía un encargo como el de cualquiera que esté participando en ese operativo y no deja un hoyo”.

Cortés Alcalá fue más allá y aseguró que la responsable de vacunación estaba ilusionada con el programa. “Estaba muy entusiasmada, igual que todos nosotros estamos súper entusiasmados de que al final haya llegado la vacuna y que pudiéramos empezar a aplicarla como una de las medidas de prevención para disminuir el impacto de la epidemia en nuestro país. Me parece que la doctora Veras Godoy toma esta decisión personal, pero no tendrá un impacto significativo en la operación”. La salida, adelantada por el portal Latinus, es relevante por el cargo de Veras Godoy y el momento en el que se produce. Las dimisiones suelen guardar relación con fricciones internas, discrepancias o choques. El responsable de Promoción de Salud Pública, sin embargo, negó esa circunstancia e insistió: “No es real que ella estuviera en desacuerdo ni con la vacuna ni con el operativo ni con nada. La doctora tomó esa decisión, pero sin estar en desacuerdo con nada”.

El sistema público de salud empezó a administrar las dosis a personal sanitario y de riesgo el día de Nochebuena y este domingo López Obrador anunció que ha aceptado renunciar a parte de los cargamentos de las vacunas de Pfizer para cederlos a países con menos recursos. El Gobierno recuerda que México no pretende disponer solo de las dosis distribuidas por esa farmacéutica y está buscando también otras fuentes para fortalecer el programa de vacunación.